Viviendo la menopausia con actitud positiva

14/09/2018- Leído 75 veces


De acuerdo con la doctora Elizabeth Natale, especialista en ginecología, la menopausia no es una enfermedad, es un evento fisiológico normal en la vida de toda mujer con cambios biológicos y psicosociales, que está caracterizada por la falta permanente de ciclos menstruales como resultado de cambios hormonales por el cese de la función ovárica en su producción de estrógenos, progesterona y andrógenos.

“La edad promedio de aparición está entre los 48 y 52 años. No existe relación entre la edad de la menarquía (primera menstruación) y la menopausia, su aparición está relacionada a factores genéticos y no ocurre de un día para otro, debe transcurrir un período de 12 meses sin ciclo menstrual para hablar de menopausia, ese período previo se denomina “perimenopausia” y puede durar más de 5 años, en los que los ciclos menstruales pueden ser irregulares acompañados o no de algunos síntomas asociados a la falla de estrógenos”, explicó Natale.

Es importante destacar, de acuerdo con lo señalado por la especialista, que su aparición no siempre está acompañada de síntomas y tampoco hay ninguna condición que permita predecir quiénes los van a presentar y quiénes no. Algunos estudios asocian la presencia o no de los mismos a factores étnicos, demográficos, psicosociales y actividad física.

“Los síntomas más frecuentes asociados a la falla de estrógenos en la menopausia son: los síntomas vasomotores o sofocos, sudoración nocturna, cambios a nivel de piel por la pérdida de colágeno, disminución de la agudeza visual, incontinencia urinaria, resequedad vaginal, tendencia a ganar peso, dolores osteo articulares, ansiedad, insomnio, irritabilidad, falta de energía y disminución de la libido”, enumeró la especialista.

Terapia hormonal y actitud positiva

De acuerdo a Natale, la terapia hormonal para tratar los síntomas menopáusicos, está indicada en las mujeres que presentan menopausia precoz antes de los 40 años, menopausia quirúrgica entre los 45 – 50 años, y las que presentan síntomas vasomotores severos que comprometen su calidad de vida. “Estos tratamientos deben ser indicados por un especialista quien a la vez, debe realizar un estudio completo para evaluar el estilo de vida, cómo se siente y el riesgo de presentar enfermedades crónicas”.

Antes de comenzar con cualquier hormona, la especialista aseguró que el médico en primera instancia debe hacer hincapié en los cambios de estilo de vida y consejos para superar la menopausia, individualizando el manejo de cada paciente para brindarle beneficios en su salud con los mínimos riesgos.

“La acción protectora de los estrógenos sobre el sistema cardiovascular se pierde con la menopausia, por eso es muy importante que cuando está indicado el uso de esta terapia se haga en los primeros años de aparición de la misma. Toda mujer con útero debe recibir terapia de reemplazo hormonal combinada para asegurar la protección endometrial, para lo cual se recomienda el tratamiento con el mejor progestágenos: Progesterona Natural Micronizada”.

La doctora Natale concluyó que tanto la terapia hormonal, como los cambios de estilo en la vida de la mujer, deben estar acompañados necesariamente de una actitud positiva, aceptando la menopausia, sus síntomas y consecuencias. “Recordemos que más que una etapa, es una actitud, no permitamos que este período, que representa más del 40% de nuestras vidas, nos frene. Consulten con un especialista para identificar la causa de su problema y les indique el tratamiento adecuado a cada situación, hoy en día existen múltiples terapias para mejorar la calidad de vida de nuestras mujeres”.

Fuente  https://www.saladeespera.com.ve/viviendo-la-menopausia-con-actitud-positiva/


¿Te gusta este post? compártelo!




Regresar