Tecnología regenerativa en ginecología

14/10/2018- Leído 146 veces

Después de la menopausia, la  disminución en los niveles de estrógeno afecta también el tracto genital, la pérdida de colágeno hace que la mucosa vaginal se adelgace y disminuya su elasticidad. Estos cambios atróficos se agravan con el tiempo si no son tratados y producen inflamación de la mucosa, alteración del pH, prurito,  irritación, sangrado y síntomas urinarios, todos englobados actualmente en lo que se denomina SGM (Síndrome Genitourinario de la Menopausia).  Esta pérdida de la elasticidad e hipotrofia muscular contribuye también con el aumento del diámetro y pérdida de tensión vaginal, agravada en ocasiones por múltiples partos o situaciones donde ocurran desgarros vaginales.  

           

Actualmente existen varias terapias regenerativas que permiten recuperar la tonicidad vaginal, el procedimiento más conocido y utilizado es el Láser de CO2, sin embargo es importante conocer los beneficios de otras terapias como el HIFU.

 

Es importante conocer un poco ambas tecnologías, sus mecanismos de acción e indicaciones.

 

Tanto el Laser como el HIFU se basan en la misma tecnología para la regeneración genital, el efecto térmico que activa la formación de nuevo colágeno y fibras elásticas que dan elasticidad normal a la vagina, introito y uretra. 

La diferencia entre ambos es que el Laser solo tiene acción sobre la mucosa vaginal, es ideal para los síntomas genitourinarios de la menopausia porque regenera la mucosa genital, pero no tiene acción a nivel de la capa muscular. El HIFU penetra hasta los tejidos más profundos y llega hasta la capa muscular que es donde debemos actuar para corregir los problemas de incontinencia urinaria y prolapsos vaginales.

 


HIFU (ULTRASONIDO FOCALIZADO DE ALTA INTENSIDAD)

 

El HIFU es una tecnología utilizada para la regeneración de los tejidos genitales y mejorar la calidad de vida de la mujer después de la menopausia. El procedimiento dura entre 15 - 20 minutos, no necesita preparación previa, es ambulatorio, no doloroso, no necesita anestesia y tiene efecto prolongado. No posee contraindicaciones ni complicaciones conocidas. Las relaciones sexuales se pueden reanudar al día siguiente después del procedimiento

 

Beneficios:

Mejora la sensibilidad y placer sexual.

Mejora del aspecto externo y funcionalidad de la vulva y vagina.

Restablece la autoestima femenina.

Mejora el prolapso vaginal.

Indicado en incontinencia urinaria de esfuerzo.  

 

 

Dra. Elizabeth Natale Di Napoli



Image

 


¿Te gusta este post? compártelo!




Regresar